AgroNoticias

28 de Junio de 2006

Cosechas a mano para cultivo de achicoria generan nuevas posibilidades de empleo

Pese a que no quieren contar cuánto son sus rindes hasta estar seguros y con el producto puesto en la planta de Orafti, estos superan las 50 toneladas por hectárea y se acercan a las 60, lo que en el primer caso permite cubrir los costos completos del cultivo y en el segundo obtener una utilidad superior a la que logra un productor promedio de remolacha.

El "cuello de botella" que se estaba presentando para la cosecha fue superado con ingenio campesino, que ideo sistemas de recolección a mano y utilizando la tecnología disponible como arados cincel y cosechadoras de papas. Con el cincel se logra un excelente resultado, ya que éste logra soltar la raíz de chicoria en los suelos y luego se recoge con la misma herramienta con que se trabaja en forma manual la cosecha de remolacha, como pudimos apreciar ayer en dos predios de la comuna de San Ignacio, donde los productores Luis Bocaz, sembró dos hectáreas y Rafael Anabalón, que probó con cuatro hectáreas.

Luis Bocaz optó por el sistema del cincel y su sistema es el siguiente, primero pasa un rastrillo pastero para eliminar algo del follaje, después pasa el arado de cincel de unos 50 centímetros y de tres puntas con separación igual que la hilera de siembra (45 cm). El cincel lo entierra a un costado de la hilera soltando la raíz que luego es recogida por una cuadrilla de 8 jornaleros, que van apilando el producto en líneas en el campo y que luego lo transportan en un coloso a un lugar de acopio, donde pueda ser retirado por los camiones batea que prestan servicios a la empresa Orafti.

Bocaz señala que ha logrado cosechar una hectárea en cinco días de trabajo duro y aún le queda la mitad de la tarea. Pese a que sus cuentas son alegres y que está determinado a seguir con este cultivo, no aventura rendimientos, antes de que esté hecha la recepción en planta, pero esta seguro que los rindes andarán bien.

Rafael Anabalón está trabajando con otro sistema, él en lugar de cincel, está usando una máquina cosechadora de papas, que también le esta dando un buen resultados, incluso hace más fácil la obtención de la raíz que va quedando casi a ras de suelo y completamente suelta.

Pudimos apreciar que con este sistema se corta una pequeña parte de la punta del producto. Sus rindes han sido muy similares a los de Bocaz. También trabaja con una cuadrilla de 8 hombres que demoran 5 días para cosechar una hectárea

(Diario La Discusión. Extraído de www.agroeconomico.cl)

  • Bayer Links